¿Qué es la dentina? (Capas de tus dientes)

que es la dentina

¿Qué es la dentina?

La dentina es una sustancia compuesta de material orgánico e inorgánico que se encuentra en el interior del diente.

partes de un diente

La dentina es de color amarillo pálido y se oscurece con la edad. Constituye la mayor parte del diente, proporcionando su estructura y protegiendo la pulpa más sensible en su interior.

Es uno de los principales componentes de los dientes humanos. Cuando la dentina está dañada o expuesta, pueden ocurrir una variedad de problemas, como sensibilidad dental.

¿Cuáles son las otras capas de un diente?

La dentina es uno de los cuatro componentes principales de un diente. Las otras capas incluyen:

  • Esmalte — Tejido calcificado que actúa como barrera protectora de la corona del diente. Es la sustancia más dura del cuerpo humano, compuesta por cristales de hidroxiapatita (iones de calcio y fosfato). Puede perderse gradualmente debido a la abrasión, la erosión y el desgaste, exponiendo la dentina que se encuentra debajo.
  • Pulpa dental — Este tejido blando forma el núcleo interno del diente, que contiene los vasos sanguíneos y los nervios.
  • cemento — Forma una cubierta protectora resistente de la raíz del diente, anclándolo en el hueso de la mandíbula.
que es la dentina

Estructura y composición de la dentina

La dentina es una mezcla de materia orgánica e inorgánica. En peso, el 70 % son minerales (principalmente hidroxiapatita), el 20 % son materia orgánica y el 10 % son fluidos.2 Dentro de la dentina se encuentran odontoblastoscélulas cuya función es la formación de dentina.

Una vez completada la formación de la dentina, se forman los odontoblastos. túbulos dentinarios, túneles microscópicos que proporcionan a la dentina su permeabilidad. Estas estructuras tubulares en forma de S transmiten sensaciones por todo el diente, ayudándonos a sentir los cambios de temperatura.

¿Cuál es la función de la dentina?

La función principal de la dentina es proporcionar estructura al diente. También protege la pulpa, que alberga los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas del diente.

Sin dentina, la pulpa quedaría expuesta, lo que significa que cualquier estímulo al diente causaría un dolor extremo.

Tipos de dentina

Hay tres tipos principales de dentina:

Primario

La dentina primaria es el tipo más prominente de dentina en el diente.

Se subdivide además en manto y circunpulpar dentina. Como su nombre lo indica, la dentina del manto forma una cubierta protectora de la dentina justo debajo del esmalte dental. En relación con otros tipos de dentina, contiene fibras de colágeno más grandes, que proporcionan una mayor resistencia al impacto de la masticación.

Secundario

La dentina secundaria se forma debajo de la dentina primaria, cerca de la cámara pulpar, una vez completada la formación del diente. Cuando los dientes han brotado y están en contacto entre sí, el cerebro envía una señal para ralentizar la producción de dentina. Debido a esto, la dentina secundaria crece mucho más lentamente que la dentina primaria.

Debajo de la dentina secundaria, bordeando la cámara pulpar, hay una capa de material no mineralizado conocida como predentin. Después de agregar los minerales, se convertirá en dentina.

Terciario

La dentina terciaria se forma en respuesta a estímulos, como abrasiones, lesiones o caries (cavidades).

Hay dos tipos de dentina terciaria: reparador y reaccionario. Tienen estructuras moleculares ligeramente diferentes.

Dentina terciaria reactiva está formado por odontoblastos preexistentes en respuesta a estímulos moderados. Dentina reparadora se forma en respuesta a lesiones más graves (que mataron a los odontoblastos originales) por odontoblastos recién creados.

Tipos de trastornos y condiciones de la dentina

Cuando la capa de dentina se ve comprometida de alguna manera, pueden ocurrir muchos trastornos. Algunos de estos incluyen, pero no se limitan a:

Hipersensibilidad dentinaria

Popularmente conocida como sensibilidad dental, hipersensibilidad dentinaria (DH) Ocurre cuando la capa de dentina queda expuesta. La DH generalmente se experimenta como un dolor agudo en los dientes en respuesta a sensaciones como la temperatura y el tacto.

Estas respuestas dolorosas se experimentan con mayor frecuencia en los caninos y premolares, y en personas de entre 20 y 50 años.5

No existe una causa única para la hipersensibilidad, pero la pérdida del esmalte dental o del cemento son factores importantes. Es un trastorno muy común en los dientes humanos, con hasta un 30% de adultos que lo experimentan en algún momento de sus vidas.8

No hay consenso en odontología general con respecto al mecanismo exacto detrás del dolor dentinario. Una teoría sugiere la dinámica de fluidos como la causa. la idea es que abrasión del esmalteque puede ocurrir por un cepillado demasiado enérgico, deja los túbulos dentinarios más anchos de lo normal.

El fluido se mueve a través de estos túbulos, lo que a su vez activa las terminaciones nerviosas en la pulpa dental.5 Los tratamientos comunes para la DH incluyen pastas dentales desensibilizantes, que reducen la transmisión de la sensación al cubrir los túbulos dentinarios.

Displasia de dentina

La palabra displasia se refiere a células o tejidos anormalmente desarrollados.

Hay dos variantes de la displasia dentinaria (DD): Tipo I y Tipo II. Ambos son trastornos hereditarios raros que implican un desarrollo anormal de la dentina. Las opciones de tratamiento dependen de los síntomas específicos y serían realizadas por un especialista en particular llamado endodoncista.

Tipo i es la variedad más rara. Sus síntomas incluyen cámaras pulpares inusualmente pequeñas en las raíces de los dientes y, a veces, una decoloración marrón azulada de la corona. Debido a que las raíces son tan pequeñas y están malformadas, las personas con este trastorno a menudo pierden los dientes prematuramente. El tipo II también se caracteriza por la decoloración de los dientes de leche, pero los dientes adultos normalmente no se caen prematuramente.6, 7

Tipo II Afecta principalmente a la dentina de la corona. Al igual que en el Tipo I, este tipo también puede producir decoloración de los dientes de leche, pero los dientes permanentes muy a menudo parecen normales. A veces, los dientes permanentes pueden adquirir una forma bulbosa.

Además, las radiografías mostrarán que las cámaras pulpares están malformadas tanto en la corona como en la raíz, y pueden contener depósitos de calcio en exceso. A diferencia del tipo I, las personas con este trastorno normalmente no pierden los dientes prematuramente.

Dentinogénesis imperfecta

La dentinogénesis imperfecta (DI) es otro tipo de trastorno dentinario congénito.

Sus características incluyen dientes malformados, túbulos faltantes, raíces estrechas, cámaras pulpares pequeñas y decoloración. Los túbulos dentinarios anormales hacen que el esmalte dental se rompa fácilmente, exponiendo la capa subyacente de dentina.

Hay tres variantes de DI: Tipo I, Tipo II y Tipo III.

Individuos con DI tipo I tiene otro trastorno óseo llamado osteogénesis imperfecta; los dos trastornos ocurren juntos. Estos pacientes tienen huesos débiles, pérdida auditiva y baja estatura.9

Tipo II produce los mismos síntomas dentales que el tipo I pero sin ningún trastorno óseo.

Tipo III es, con mucho, el más raro, ya que solo aparece en el árbol genealógico que desciende de un capitán que se mudó de Liverpool a Maryland en 1732. Los síntomas son los mismos que los del Tipo II. Las opciones de tratamiento para todos los tipos de DI incluyen carillas, empastes dentales o implantes dentales.3

¿Qué sucede si la dentina queda expuesta?

Cuando la dentina queda expuesta, los túbulos dentinarios que contienen terminaciones nerviosas sensibles pueden entrar en contacto directo con lo que comes. Por lo general, el esmalte sirve como amortiguador para la capa de dentina, lo que limita la cantidad de contacto que se hace con los túbulos.

Cuando el esmalte disminuye, la comida entra en contacto directo con esos túbulos y las terminaciones nerviosas internas. El dolor extremo puede ser el resultado de alimentos calientes, fríos, duros, dulces o ácidos.

Cómo prevenir la exposición de la dentina

La mejor manera de prevenir la exposición de la dentina es proteger el esmalte dental. Las cosas que pueden desgastar su esmalte con el tiempo incluyen:

  • rechinar los dientes
  • mal cepillado
  • cepillado excesivo
  • Ciertas pastas dentales blanqueadoras
  • Alimentos ácidos
  • Reflujo ácido

Las formas de prevenir estas cosas incluyen:

  • Usar un protector de mordidas por la noche para evitar rechinar
  • Cepillarse los dientes solo con un cepillo suave
  • Practica un cepillado suave
  • Evite las pastas dentales con agentes blanqueadores y elija aquellas con propiedades reparadoras del esmalte.
  • Limite la exposición a alimentos ácidos. Abstenerse de cepillarse durante dos horas después de consumir alimentos ácidos, mientras el esmalte aún se encuentra en un estado comprometido.
  • Tome medidas para reducir el reflujo ácido

Tratamiento para la exposición de la dentina

Hay dos principales enfoques de tratamiento para la dentina expuesta: bloqueo de los túbulos dentinarios y desensibilización de los nervios dentro de los túbulos.

Las cremas de caseína a base de leche se han utilizado a menudo como agentes remineralizantes para cerrar los túbulos dentinarios.

Las pastas de dientes, las gomas de mascar y los enjuagues bucales que contienen sales de potasio están disponibles sin receta y reducen la sensibilidad nerviosa.

El tratamiento con láser incluso se ha utilizado con cierto éxito para bloquear los túbulos dentinarios. Aquellos que sufren de exposición de la dentina deben consultar con su dentista para obtener una lista completa de opciones.

  1. Júpiter dice:

    ¡Wow! No tenía idea de que la dentina fuera tan importante en nuestros dientes. ¡Qué asombroso!

  2. Ezra dice:

    Wow, nunca me imaginé que los dientes tuvieran tantas capas. ¡La dentina suena fascinante!

  3. Feliciano Perales dice:

    Vaya, ¡quién iba a pensar que la dentina es tan importante para nuestros dientes! 🦷 Me pregunto si se puede fortalecer...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir